miércoles, 9 de diciembre de 2009

RAMU DE LA NADAL





En los últimos años se está viviendo un renacer de la tradición del Ramo leonés de Nochebuena tanto en el ámbito rural como en las ciudades. Los estudios científicos de esta costumbre leonesa han ido en aumento, aunque sigue existiendo varios aspectos aún cojos en la investigación: se sabe poco de la música del Ramo; apenas se conoce su evolución histórica y su origen es aún difuso.

Es una costumbre de raiz pre-cristiana, cristianizada a partir de la Edad Media.


Consiste en un soporte de madera con estructura triangular, circular o trapezoidal (según la comarca) en la que se instalan 12 portavelas, una por cada mes del año.


Del ramo cuelgan las ofrendas que suelen ser productos del campo, dulces artesanales, hilos de lana, puntillas, lazos... que se ofertaba a la Virgen María durante la Misa del Gallo, en Nochebuena.


En la medianoche del 24 de diciembre, y teniendo como escenario la iglesia, las mozas "cantaban el Ramo", texto, generalmente obra de un versificador local, narraba con viveza y sentimiento el misterio de esa noche. El desarrollo de la ofrenda navideña sigue el esquema tradicional de los Ramos que se cantaban con motivo de bodas o fiestas patronales: primero se pide permiso al sacerdote o al mayordomo para entrar en la iglesia a "cantar el Ramo"; a continuación, y ante el altar, se relata el nacimiento de Cristo; van describiéndose depués las ofrendas y, finalemente, viene la despedida, con la felicitación a los presentes. En algunas comarcas tiene lugar, al finalizar la ofrenda, los dichos, o satiras sobre acontecimientos ocurridos en el pueblo.


También en el ámbito privado, muchas familias colocaban sus propios ramos en las casa, donde, además de los adornos, se incluían los regalos de cada miembro, similar a otra costumbre leonesa como es la "cuelga de cumpleaños". Esta tradición es muy anterior a la colocación del Belén o del árbol de Navidad.


La utilización del ramo para celebraciones, es muy común a todas las culturas y especialmente en el área cultural del antiguo Reino de León (Galicia, Asturias, Extremadura, Norte de Portugal y por supuesto la región de León) y alguna de sus versiones están extendidas por toda España e Iberoamérica.




Dende´l Vieyu Reinu de Llión

deséyuvos unas mui Bonas Fiestas de Nadal
y un Prestosu Añu Nuevu

6 comentarios:

lunallena dijo...

Es bueno divulgar el folklore de nuestros pueblos, debemos estar orgullosos de que España sea uno de los paises más ricos en cultura y tradición popular, es por ello que debemos asegurar, garantizar y conservar las costumbres e historia de nuestras comarcas, provincias y comunidades que conforman nuestro país.
El excelente regalo que hice en mis primeras Navidades, aquí en León, fue pecisamente un Ramo Leonés. Por cierto tuvo mucho éxito, también es cierto,tuve la suerte que una experta en la materia me vistiera el ramo de mimo.

CRPS León dijo...

Me ha sorprendido un poco el significado del árbol navideño "leonés" y tan original.
Las frutas y las roscas me recuerdan a la cuelga.
Debo admitir que había visto varios pero no conocía su origen.
Ahora que conozco un poco más su historia , cobra más su sentido.
Me parecen muy originales y estoy pensando en comprar uno para adornar mi casa.
Rosa

CRPS León dijo...

es muy curioso esto de las costumbres de leon y de otras zonas.gracias a este texto se dan a conocer algunas de ellas y asi todo el mundo las puede conocer.

CRPS León dijo...

No conocia el arbol de Navidad,el sentido que tiene ,pero si conocia lo de las cuelgas de cumpleaños,lo he vivido de pequeña y me gustaba mucho.
respecto al arbol me gusta su tradicion pues da cierta alegria a la casa y sientes mas la navidad,me gustaria comprar un arbol tradicional de leon pues nunca lo he tenido .

Herminio dijo...

La Navidad sin adornos y luces no sería lo mismo, todo lo que sea tradición en Leon esta bien que la gente de otras ciudades lo conozca.

Hermi,

victor dijo...

Me parece fabuloso que conservemos y disfrutemos de nuestras tradiciones y que hagamos un esfuerzo por recuperar nuestro idioma que desgraciadamente se nos está muriendo rápidamente.