lunes, 8 de agosto de 2016

CENA ENTRE COMPAÑEROS

Hace unos meses las chicas del  centro decidimos hacer una cena con su posterior fiesta. 
Al principio los chicos no se animaban, pero poco a poco alguno se animo y bien que hizo porque nos lo pasamos muy bien. 
Fuimos a cenar a la Competencia, donde pedimos unas pizzas y unas ensaladas que estaban buenísimas. Después de disfrutar de un café nos fuimos a bailar, teníamos muchas ganas
Yo me fui pronto para casa pero algunos compañeros se quedaron hasta la cinco de la mañana, estos son los más valientes.
Ya estamos preparando la siguiente a ver si sale igual de bien. 

miércoles, 13 de julio de 2016

MIS VACACIONES EN PEÑÍSCOLA


El día uno de junio comencé mis vacaciones en Peñíscola, duraron un mes. 

Este año fui con mis amigos, Isabel y Jesús. 

Como a mi no me gusta tomar el sol, ellos por las mañanas iban a la playa, mientras yo daba largos paseos y me tomaba un café en alguna terraza.  Por las tardes íbamos todos juntos a pasear y después para descansar nos sentábamos a tomar algo en algún chiringuito.

Nos fuimos tres días de excursión a conocer la Costa Brava. Nos alojábamos en un hotelito en Rosas y desde allí visitamos Gerona, que nos gustó mucho y diferentes pueblos costeros, entre ellos: Playa de Aro, San Feliu  de Guixols, Port Bou, LLoret de Mar, Cadaqués y LLanca.   También pasamos al otro lado de la frontera y llegamos hasta Perpignan.

Otras excursiones que hicimos a lo largo del mes fueron: Reus, una ciudad de Tarragona, que a mi personalmente me encantó, nos dijeron que allí había nacido Antonio Gaudi.
También nos acercamos hasta Valencia para visitar la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Lo que más me gustó fue el Oceanográfico  y concrétamente, un espectáculo de delfines que vimos,  fue asombroso.
Una tarde visitamos un pueblo de montaña de la provincia de Castellón que se llama Morella  Es un pueblo muy bonito que está amurallado y desde el que hay unas vistas preciosas de todo el valle que está alrededor.
Otro día nos fuimos hasta Oropesa del Mar para conocer los hoteles de Marina d' Or, son tres hoteles de tres, cuatro y cinco estrellas con un balneario que merece la pena visitar.

En fin, se nos ha pasado el mes volando, pero han sido unas buenísimas vacaciones que merece la pena repetir y que si podemos, las repetiremos el año que viene.

Un besín.

jueves, 23 de junio de 2016



EXCURSIÓN A MANZANEDA


El día 8 de junio hicimos una excursión con los monitores y la mayoría de los compañeros. 
Salimos de Padre Isla (feve) en un autobús a las 9:45, llegamos a la estación de feve de la Universidad. Y de aquí a Manzaneda deTorío. 
Teníamos que bajar unas escaleras, desde el tren al pueblo pasamos por unos chalets que tenían perros los cuales empezaron a ladrar dándonos así la bienvenida. 
Después de cruzar una carretera con más tráfico caminamos por otra en la que apenas había tráfico. Desde allí llegamos a otra zona del pueblo más concentrado. Bebimos en la fuente que tenía agua muy fresca. 
Los vecinos del pueblo nos recibieron con alegría y decían que ahora habían muchas excursiones como la nuestra y visitan la Ermita. Lugar que encontramos después de unos kilómetros entre sol y sombra. No nos faltó el bocadillo a media mañana.
En el pórtico de la Ermita hacía fresco. Muchos compañeros se durmieron ahí mientras otros charlábamos. La Ermita tenía una Virgen muy bonita que vimos a través de una rejilla. Yo me encontré muy relajada.
Pasó el tiempo sin darnos cuenta, comimos y pronto llegó la hora de volver, ya hacía más calor.
Fue un día diferente, me lo pasé muy bien. Espero que se haga otra excursión y que los que no vinieron a esta primera, no falten a la segunda.


Un día de primavera en los montes de Garrafe. Manzaneda de Torío, ermita con temperatura fresca; día soleado y caluroso, buscando la sombra de la fronda en la ribera del río Torío.
Mimetizado en plena naturaleza, sonido del agua del río, pájaros, grillos, insectos.
Viaje en tren de vía estrecha, con su traqueteo y vistas del monte verde, fruto de las lluvias de los últimos meses.


La caminata me pareció muy rica, personalmente estar en el campo, en plena naturaleza con los compañeros del centro fue muy enriquecedora tanto en el plano emocional (sensaciones que tuve como alegría, relax...) como en el físico, ya que caminar siempre es bueno tanto para el cuerpo como para la mente.
Conocer sitios nuevos me provoca buenas sensaciones y el poder interactuar con los compañeros, ya sea con juegos, conversaciones e incluso más de un chiste, me hizo sentirme muy bien y agradecer tanto a los  compañeros como a los monitores.
Muchas gracias a todos y esperando con impaciencia la siguiente salida.



Una excursión corta en trayecto, andamos un poco hasta llegar a una Iglesia con bancos, una fuente y mesas. Allí caminamos, descansamos y yo le escribí a mi novia una carta contándole mi aventura y pensando en el día de nuestro lugar.


Salimos de León y llegamos en tren a Manzaneda de Torío. Después de andar como unos 2 km llegamos a una Ermita, nuestro destino. Estábamos en plena naturaleza.
A partir de aquí cada uno hizo lo que más le apeteció, descansar, seguir andando, enfrascarse en una conversación... A las chicas no nos apetecía jugar a nada, se estaba tan bien disfrutando de la naturaleza que no quisimos estropear ese momento. Mientras que los chicos fueron más valientes y siguieron andando hasta el siguiente pueblo al son del canto de los pájaros. 
A las dos nos pusimos a comer. Las chicas estábamos por un lado y los chicos por otro.
Yo me llevé una empanada y un bocadillo de mortadela, de lo que nada volvió a casa.
A las 16h hicimos la vuelta con todo el sol dándonos en la cabeza. Llegamos a la estación de autobús casi sin respiración y sudando por todos los poros del cuerpo.
Una experiencia muy agradable estar con buena gente y salir de la rutina.





Fuí a un pueblo de León con mis compañeros del CRPS (Manzaneda de Torío),compañeros, risas, paseos, sabidurías..... es lo que viví en esta excursión.
Viajando en FEVE (tren de vía estrecha) llegamos con los monitores y mis compañeros caminando hacia la ermita de este pueblo.
Viví amistad, emoción, risas, paisajes y desarrolle en mí una aventura de libertad sana y en compañía. chicos y chicas vivimos en el monte una muy buena comida campestre. 
 La convivencia y la naturaleza me dejó un espacio de cariño sin diferencias en mi  mente y mi corazón. 
Me gustaría repetir para viajar con mi mente y mi cuerpo.


   
Estuvimos todos a la hora pactada con puntualidad inglesa, el viaje fué cortoy una vez allí unos optaron por caminar por el monte hasta el siguiente pueblo (Pedrún de Torío) a 40 minutos, donde disfrutamos de una tortilla fenomenal, otros optaron por descansar.
vimos la ermita y la verdad que si estuvo bien y me gustaría que se repitiera algo similar o mejor.
a la vuelta el tren se retrasó levemente. al final llegamos todos contentos.