martes, 19 de enero de 2010

encerrado en un ascesor



Son las cuatro y dos minutos de la tarde,
llevo 2 horas y 4 minutos golpeando los nudillos contra la nada,
tratando de hacerme oir.
Sé que detrás de la puerta cerrada del ascensor,
donde esta mi vida a gusto,
hay quienes exclaman : << ¡golpee,
siga golpeando contra su nada! >>.


fernando puente.

6 comentarios:

lunallena dijo...

Fer, cada vez estoy más convencida que eres un artísta. Tienes un don para plasmar lo que llevas dentro, aprovecha esa capacidad y sigue deleitándonos con tus poesías.
Estoy impaciente por leer la siguiente.
Un saludo

CRPS León dijo...

me gusta venir al crps estamos calentitos y nos quieren mucho siempre hay fiesta en el crps!
Pedro

crps dijo...

Alguien nos ha preguntado si queremos salir de nuestro mundo, no tienes porque sentirte encerrado

Hermi dijo...

Golpea, golpea hazte oir

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Lo que acabo de leer expresa un pesimismo sobre la existencia humana de una gran agudeza. No desfallezcas cuando te vengan pensamientos de este tipo, yo también los he tenido por si te sirve de consuelo.Los enfermos mentales tenemos a veces semicrisis de este tipo en el que parece que golpeamos contra la nada por apartar las alucinaciones que sufrimos, a veces de forma un poco desesperada. Yo creo que no debemos perder la esperanza ni incluso en la desesperación, aunque parezca una contradicción si tenemos en cuenta que las dos palabras, esperanza y desesperación tienen raices linguísticas comunes y opuestas. Aqui en Sevilla tenemos un compañero que escribe poemas y que en alguno de ellos ha expresado algo parecido, se llama Jose cuadrado y ya le han publicado unos cuantos libros. Mi consejo: hay muchos que pueden pensar que es mejor que sigas golpeando contra la nada, posiblemente sádicos espiritualemnte pero otros estamos contigo, no te sientas solo, te entienden mas de los que crees.






Un saludo desde Sevilla

Jesús

crps dijo...

Me parece una historia algo triste, ya que al final la gente le dice golpea contra tu nada. Es como si el que lo ha escrto viviera en un mundo vacio.
Adrian