miércoles, 10 de marzo de 2010

Historias para no dormir



Estabamos mi mujer y yo el pasado lunes, en pelota picada, cuando de repente llamó alguien al timbre a una hora en la que sólo podía ser alguien con ganas de dar el coñazo.

Fui a abrir la puerta después de ponerme la ropa y cuando abr,í vi que era mi vecino, me propuso irnos de picos pardos porque (me dijo) que conocía a dos preciosidades con las que tenía planes sexuales para esa noche. Así que le dije a mi mujer que me iba a sacar al perro, cuando en realidad, iba a casa de mi amigo-vecino.

Cuando llegué, él me dijo que eligiera a una de las dos, a lo que yo contesté que "ante la duda, la más tetuda" que para echar una canita al aire cualquier hembra es buena. Entonces mi amigo nos llevó al salón para iniciarnos en el quiz de la cuestión por la que nos encontrabamos allí.

Mi amigo puso música, nos sirvió unos vasos de whiski y nos sentamos en un enorme sofá de su enorme salón, él en un extremo con su pareja y yo en el otro extremo con mi pareja.

Estabamos ya entrando en intimidades, la luz cada vez era más baja cuando llegó hasta nuestro lado del sofá un fuerte olor que nos estremeció a mi pareja y a mi, por lo que les preguntamos que qué era es,o a lo que el infantil de mi vecino contestó "el que lo huele debajo lo tiene", por lo que como yo también soy infantil le contersté en voz alta, que estaba hasta los cojones de aquella inesperada situación y de las rarezas de él, así que me fui a mi casa.

FIN

4 comentarios:

lunallena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CRPS León dijo...

Quien te vería en esa situación, menuda historia, no podía acabar de otra manera porque con ese sofá, je,je,je!!!
Sacha

Minipunk dijo...

Que situación más desagradable, me la puedo imaginar jejeje.

CRPS León dijo...

Qué actividad más divertida, salió cada hitoria. Cada cual más dispar, eso que teníamos que poner todos las mismas frases echas, pero claro a cada uno se nos ocurrió relatos diferentes.