martes, 27 de octubre de 2009

ÁGORA


Ágora,película de grandes espectativas, por su director y por el tema que trata, decepciona.

Sus principales defectos son: no emociona, complicado teniendo en cuenta los temas que trata, Hipatia no nos fascina con su inteligencia, aún más complicado, ya que es una gran filósofa.

En sus anteriores películas conseguía ambas cosas, por ejemplo, el protagonista de mar adentro nos llegaba rápidamente con su inteligencia, su ingenio, su sentido del humor y nos regalaba dos o tres escenas de enorme emoción.Todo esto brilla por su ausencia con Hipatia de Alejandria.

El film defiende la libertad, el pensamiento crítico y a la mujer. Su filosofía por tanto es intachable, ¿cúal es el problema entonces?, el talento con el que los defiende.

Es en definitiva un excelente objeto dentro de un envase cutre, un lingote de oro envuelto en una hoja de papel de periódico arrugado.

Una narración histórica lineal que no llega ni al corazón ni a la cabeza.

2 comentarios:

kityguapa dijo...

Pensaba ir el sabado a verla porque por el trailer parecia buena y el director daba mas peso todabia, pero con lo que habeis dicho no se si ir. Si al final me decido y voy ya os contare si estoy de acuerdo con lo que decis.

victor dijo...

Creo que es una película de personajes en el que debería ser el principal, Hypatia, queda pobremente desarrollado. En mi opinión el personaje mejor desarrollado es Amonio; es un auténtico terrorista que nos recuerda a los talibanes del mundo actual.
La película nos recuerda la convivencia pacífica de cientos de religiones en el imperio romano y cómo esta convivencia fue rota por la vocación exterminadora del cristianismo.
Afortunadamente la cultura occidental ha evolucionado hacia la convivencia pacífica de los credos.