viernes, 4 de marzo de 2016

LA EXPRESIÓN DE LOS SENTIMIENTOS DEL CORAZÓN

El certamen de ayer sobre relatos literarios me ha parecido muy apasionante porque en esa reunión pude escuchar, que no oír, tres de los relatos que escribieron diferentes chicos.

Lo cierto es que de estos tres relatos ganadores el que más me apasionó fue "El ángel rojo" que quedó en segundo lugar.

Estos tres relatos me parecieron poemas muy profundos, porque para escribirlos hay que ahondar en los sentimientos del alma para que afloren a la luz y se puedan plasmar en un escrito que después será leído por lectores para escoger de ellos los tres mejores.

Mi relato literario se titulaba "El poder del amor de un padre", y trata sobre ese sentimiento que todo hijo siente por el padre que quiere y que nunca se desvincula de él porque la relación padre-hijo no puede entenderse de otra manera que como un todo recíproco, donde se da y se recibe ese amor y respeto que el uno siente por el otro, porque ¿cómo se podría entender que un padre no tuviera sentimientos por su hijo y un hijo por un padre?. El padre quiere al hijo porque es sangre de su sangre y es ante todo su hijo, al que quiere y adora, con sus virtudes y defectos, con sus momentos más malos o más buenos, pero sobre todo con la educación que como padre debe transmitir a sus hijos para que sean en el futuro chicos de provecho y puedan quererse al uno al otro. Un padre quiere a su hijo tal y como es, lo respeta y lo valora, y tiene ese sentimiento por él, porque él también ha sido educado desde pequeño por sus padres, y transmite lo que recibe.

Al oír estos tres relatos he podido comprobar los sentimientos e inteligencia que cada escritor tiene a la hora de escribir, pero bueno cada cual escribe a su manera su forma de ver la realidad y lo expresa desde su propio yo, de la manera que en él le es propia.

Termino este comentario diciendo que:  "si la vida nos presenta oportunidades de expresar los sentimientos por escrito y la escritura nos devuelve lo que somos, ¿por qué no seguir escribiendo lo que pensamos y sentimos sobre ella?."






                                              AUTOR: JOSE MANUEL VERDEJO MURCIEGO

8 comentarios:

CRPS León dijo...

La verdad es que los relatos ganadores fueron muy interesantes. Debemos utilizar la escritura como recurso para expresar nuestros sentimientos, vivencias... dar rienda suelta a la creatividad, incluso como recurso terapéutico.
Bonita entrada José Manuel

UNIDAD DE REHABILITACIÓN SALUD MENTAL (URSM VIRGEN MACARENA) dijo...

Jose Manuel nos encantaría poder leer tu relato, ¿por qué no te animas y lo publicas en el Blog? El tema es magnífico y seguro que llega a todo el mundo porque todos tenemos un padre. Tu comentario final muy bueno. Enhorabuena.

CRAP Calatayud dijo...

Nosotros también estaríamos encantados de leerlo

Blog Unidad Rehabilitación Salud Mental Hospital Macarena dijo...

Jose Manuel, pienso como tu que las relaciones de amor con la familia son las mas importantes que podemos tener. Yo con mi padre sufrí un poco de conflicto generacional, si se le puede llamar de alguna forma; lo quería y quiero muchísimo, y murió hace once años. Tengo siempre presente su recuerdo, lo que decía y lo que me quería transmitir o enseñar. Viví con él hasta los 38 años y tengo muchos recuerdos que procuro no perder.

Un saludo.

Jesús.

CRPS León dijo...

Estoy contigo Jose Manuel, hay que dejar espacio en el alma para ratos buenos y también estoy de acuerdo que el amor de un padre es eterno , que a lo mejor no físicamente pero que pervive en el recuerdo. Esta claro que la belleza no esta en las cosas si no en la mente de quien las contempla. Un saludo

CRPS León dijo...

Me ha gustado mucho el cariño que hay entre padre y hijo es muy entrañable

CRPS León dijo...

Los hijos suelen respetar a sus padres y los padres a sus hijos, sin mirar los defectos de uno y otro.

CRPS León dijo...

Yo también participe en el concurso de relatos y me gustaron mucho los tres ganadores.
La verdad es que tienen mucho talento los finalistas.Loas relatos están cargados de sentimiento.Las experiencias vitales por las que a veces pasamos pueden ser muy intensas y llegar a pasar la frontera de los que muchos se empeñan en tachar de normalidad.
Me ha gustado mucho escuchar las voces de gente que siente con tanta intensidad y exquisitez. Estoy deseando que se repita de nuevo el año que viene.
Un abrazo